Skip to main content

Cuencos Tibetanos

En la naturaleza todo es vibración. El sonido es vibración audible.

La influencia que los sonidos ejercen sobre el cuerpo, la mente y el alma es un estudio de hace mucho tiempo atrás, que el hombre sigue investigando.

Cada vez más, estamos tomando conciencia del potencial armonizador del sonido, y cada vez son más las personas que emplean estos instrumentos y técnicas para lograr armonía personal y de su entorno (desde lo micro a lo macro).

El masaje del sonido esencialmente es un proceso de profundidad interior. Nos ayuda a recuperar el sentido de autovaloración y recuperación física – emocional. Nos equilibra armonizando cada uno de nuestros chacras (centros energéticos), así como se afina un violín. Los sonidos pueden sanar. ¡Conviértase en la persona que es! ¡Penetre en su esencia!

Te brindamos seminarios y servicios personales. Contactate!